#8deMarzo Sin igualdad real no habrá justicia social

Asociación Realidades se suma al Paro Internacional de Mujeres convocado para hoy a las 12h y a las movilizaciones convocadas. 

En este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión social en el Estado español (EAPN-ES) reivindica, en línea con las Naciones Unidas, avanzar hacia un planeta 50-50 para el año 2030.  Sólo el 50 por ciento de las mujeres en edad de trabajar están representadas en la población activa mundial, frente a un 76 por ciento de los hombres. Las mujeres concentran los empleos peor remunerados y con menos cualificaciones, con poca o ninguna protección social.

No podemos olvidar que la brecha que separa a los hombres de las mujeres en situación de exclusión ha seguido ampliándose en los últimos años.  Atrapadas en el círculo de la pobreza, las mujeres carecen en muchos casos de acceso a recursos y servicios que reviertan su situación. El desarrollo humano de las mujeres sigue, a día de hoy, alejado del desarrollo humano masculino en todo el planeta.

En un mundo crecientemente desigual, mujeres gitanas, migrantes, sin hogar, con discapacidad, etc. viven la discriminación múltiple. Tanto en España como en el resto del mundo, se enfrentan a una lucha diaria por el reconocimiento y defensa de su dignidad, arriesgando incluso sus vidas.  Sólo cuando las mujeres dispongan de las oportunidades, medios y recursos que les permitan superar el círculo vicioso de la pobreza y la exclusión social, estaremos en la senda del desarrollo humano inclusivo, que no deje a millones de personas en la cuneta.

En un año especialmente duro por el número de víctimas de la violencia machista y en un momento histórico de retroceso de derechos y libertades, debemos alzar más que nunca la voz por la igualdad y la justicia social. Por ello, nos sumamos al Paro Internacional de Mujeres convocado para hoy a las 12h, así como a las movilizaciones convocadas en España y en el mundo, para denunciar una vez más que la desigualdad y la violencia de género avanzan si no se las combate.