Una idea muy presente en nuestra sociedad es que “las personas sin hogar no quieren o no pueden trabajar”, pero nuestra experiencia nos dice que es uno más de los mucho prejuicios en torno a este colectivo. Es verdad que tienen más dificultades que otras personas, ya que carecen de lo más básico (hay que tener en cuenta además el contexto de crisis en el mercado laboral actual que deja fuera a estas personas), pero en la Asociación Realidades capacitamos a las personas sin hogar para conseguir empleo con éxito, y lo conseguimos.

Los resultados avalan la efectividad de nuestro servicio de empleo (datos de 2014, hasta junio). empleo

  • 117 personas que están recibiendo (o han recibido) apoyo personalizado para la búsqueda de empleo.
  • 39,32% de inserciones laborales.
  • 41% han recibido formación complementaria fuera de la entidad.

¿Cómo lo hacemos?

  • Es importante respetar y conocer a cada persona con sus potencialidades y limitaciones: Desde la confianza y el conocimiento personalizado identificamos sus necesidades y recursos personales y sociales.
  • Conocemos los recursos de empleo y formativos existentes que se ajusten a las necesidades de las personas.
  • Dotamos a las personas de competencias personales, laborales y sociales para realizar procesos de selección de trabajo con éxito.
  • Trabajamos con las empresas desde una relación de confianza para que den oportunidades de empleo a las personas que tienen dificultades sociales para su integración social y laboral.
  • Apoyamos a las personas en su proceso de inserción laboral y plena autonomía.