Número 1 de la revista “La esperanza no muere”, elaborada por “personas de la calle, por la calle y desde la calle”.

Presentamos el primer número de “La esperanza no muere” una revista elaborada por participantes en nuestro servicio Espacio Abierto, en San Fernando de Henares. A continuación la editorial de este primer número donde explican el por qué de esta revista y, tras la editorial, podéis acceder a los contenidos de la revista online.


Editorial ¿Por qué “La esperanza no muere”?

 “El único patrimonio real de la persona libre es su conducta”.

Un hombre Libre.

En estos tiempos donde todo lo colectivamente bueno disminuye, se seca, pierde fuelle y se difumina, mientras que lo egoísta, lo cutre; no lo malo no, lo cutre; engorda, se abre paso y se populariza , un grupete de personas dispares, heterogéneo y con (muchas)  ganas de hacer se juntó una buena tarde para, uniendo sus modestas (que no pequeñas) aportaciones, establecer un canal de comunicación con la ciudadanía circundante, en el que a través de la actualidad real, cotidiana y viva (con todas sus connotaciones), encontrar un marco de expresión que les permita afrontar su ingrata situación cotidiana.

Desde el análisis de la política activa que hace Miguel, pasando por la violencia de género o la poesía o la unión de ambos, de Elena, la descarga de opinión mordaz de nuestro amigo Félix o la estética de la naturaleza recopilada por Hammadi o Laoussine, junto a algún dibujo de Jose o de Ion, aquí hemos dejado el fruto de varias muchas tardes de martes y de algún miércoles, donde este rinconcito de la redacción de esto que tienes ante ti, que se ha ido elaborando a golpe de tecla, algún café y muchos bollos, se ha convertido en un apartamento donde la acometida de la calle se paraba en la puerta y todos encontrábamos un espacio donde el uso bisoño de la tecnología se cruzaba con la satisfacción de dejar algo acabado en cada sesión. Algo recuperable donde un pedacito de cada uno de nosotr@s se encajaba en algo si no más grande, si mayor, que da como resultado algo más airoso, que la simple suma de sus partes.

 Al igual que Chaplin, nuestro icono de cabecera, nuestr@s redactor@s son personas de la calle, por la calle y desde la calle. Un día se quedaron encerrad@s en la calle y aunque tod@s han conseguido salir de ese encierro, queda una parte de ell@s asfaltando las calzadas, mirando a través de alambradas, cruzando avenidas hostiles y saltando sobre muros, literales y figurados.

 Si esto que tenéis en la mano os parece digno y os aporta algún tipo de emoción u os  despierta algún sentimiento, perfecto. De lo contrario, disculpad. De hecho no hemos  tenido más intención que el construir algo que tenga que ver con la liberación de la ausencia de actividad creadora y creativa que mucho de este contexto social nos impone.  Esperamos que os guste leerlo la mitad la mitad de lo que a nosotr@s nos ha gustado hacerlo.

 Salú y buenos alimentos.

 

PAGINA 2 EDITORIAL